Época virreinal

Hospicio Cabañas

El Hospicio de Pobres, Casa de Misericordia, u el Hospicio Cabañas, inició su construcción en 1802 por la intervención del obispo Juan Ruiz de Cabañas. Su apertura tuvo lugar el año de 1829 y otro obispo, el doctor don Diego de Aranda, dio fin a su construcción en 1843. El número de personas que subsistían en este lugar al 31 de diciembre de 1900 era de 457, las cuales se dividían en los diferentes anexos: el departamento de expósitos, los asilos de huérfanos, la escuela de artes para mujeres, y el departamento de mendigos y ancianos, “todo con la separación debida y al cuidado de un personal competente”.

Autor: Hugo Torres Salazar
<< Anterior Siguiente >>