Época virreinal

Temperamento de los tapatíos y tapatías

El doctor Garciadiego realizó un retrato de las características físicas y morales que presentaban los hombres y las mujeres que residían en Guadalajara en el siglo XVIII. A los hombres les asignaba las características siguientes: carácter altivo, decidores y propensos a la riña, sufridos en el trabajo, resignados en la desgracia, humildes y muy fieles cuando son tratados con dulzura o afecto, y altaneros hasta rayar en ofensivos y agrestes cuando se les zahiere, impasibles ante el peligro, serenos en la contienda y generosos con el débil, fecundos en ardides y recursos oportunos para salir airosos de un lance, buenos amigos y enemigos terribles, quisquillosos, irascibles, fácilmente impresionables y obrando siempre a impulsos del sentimiento. El mismo doctor Garciadiego describía a las mujeres de Guadalajara de la siguiente manera: “…poseen cualidades bellísimas; púdicas, pacientes, hacendosas, madres heroicas, buenas hijas, esposas excelentes, caritativas y compasivas, afectuosas, sin zalamerías, activas en el trabajo, muy afectas a las prácticas religiosas y sufridas en la desgracia, orientadas en sus afectos, sacrifican todo el sentimiento, más sin olvidar jamás una traición.”

Autor: Hugo Torres Salazar
<< Anterior Siguiente >>