Época virreinal

Primera escuela pública

A mediados del siglo XVIII abrió sus puertas el Beaterio de Santa Clara, que más tarde se convertiría en la primera escuela pública en Guadalajara. Marcos Flores, de la Tercera Orden de San Francisco, había concebido la idea de formar un recogimiento de mujeres pobres que vivieran de su trabajo manual. El Ayuntamiento cedió un terreno donde hoy es la esquina de Prisciliano Sánchez y 8 de Julio. Más de trescientas niñas formaban parte de esta escuela: sin embargo, en 1776, cuando muere su iniciador, se vió amenazada por la posibilidad de retirarse dado que el beaterio no contaba con licencia que permitiera su permanencia. Al estar a punto de ser clausurado, el padre espiritual de las beatas, Nicolás Chávez, les encargó como último recurso salvador que abrieran una escuela de doctrina cristiana y de diversas artes. La escuela quedó abierta el 9 de mayo de 1779 en el edificio cercano al Santuario y tomó el nombre de Casa de Maestras de Caridad y Enseñanza, primera escuela pública que atendía a toda clase de niñas. Se enseñaba escritura, aritmética, flores, tejido, solfeo y música. El 10 de agosto de 1861 la escuela cerró sus puertas después de 86 años de vida.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>