Época virreinal

Incendios

Para el Viernes de Dolores, la población católica de Guadalajara exhibía por la noche, en varias casas, altares llamados vulgarmente “Incendios”; y en muchos de ellos se podían ver representaciones religiosas con imágenes vivas. A la concurrencia que asistía a estas representaciones se les obsequiaba agua fresca y “toritos” (refrescos con alcohol); por este ritual se decía que “lloró la virgen”. El pueblo recorría la ciudad a pie, a caballo o en carruaje realizando el itinerario que marcaban la presencia de estos altares.

Autor: Hugo Torres Salazar
<< Anterior Siguiente >>