Entorno y peculiaridades

De arquidiócesis, catedrales y obispos

La iglesia católica en México está dividida en doce provincias eclesiásticas que corresponden a doce arquidiócesis (área jurisdiccional de un arzobispo, quien tiene una autoridad limitada y definida sobre los obispos de una provincia). La provincia de Guadalajara, o arquidiócesis, comprende las siguientes diócesis: Aguascalientes, Autlán, Colima, Tepic, Zacatecas, Ciudad Guzmán y San Juan de los Lagos, y la prelatura de Jesús María del Nayar. Una prelatura o prelacía es una dignidad u oficio de prelado. Un prelado es un superior eclesiástico constituido en una de las dignidades de la Iglesia; es un superior de un convento o comunidad eclesiástica. La palabra “catedral” proviene del latín cathedra, que refiere el asiento elevado desde donde el maestro da lección a sus discípulos. La cátedra es la silla que ocupa el obispo en la iglesia; por ese motivo se llama catedral a la iglesia sede del obispado. Guadalajara fue erigida como diócesis por Paulo III en 1548, y como arquidiócesis en 1863 por Pío ix. Su primer obispo fue Pedro Gómez Maraver (1548-51) y el primer arzobispo fue Pedro Espinosa y Dávalos (1854-66). El primer cardenal en la arquidiócesis, José Garibi Rivera, fue nombrado por Juan XXIII en 1958.

Autor: Adolfo Ochoa
<< Anterior Siguiente >>