Todavía somos así

La contribución tapatía al Vaticano

El cardenal Sergio Sebastiani, encargado de la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede, divulgó las finanzas vaticanas. El dictamen de 2005 arrojó un saldo a favor de 12.3 millones de dólares. El llamado Óbolo de San Pedro, constituido por las limosnas de los fieles, alcanzó en 2005 los 59.3 millones de dólares. En el balance México sale bien ubicado (y Guadalajara en el de México). Las iglesias aportaron 9.4 millones de dólares, y México ocupó el noveno lugar en la lista de contribuyentes a la Santa Sede. Se dijo que 33.9 por ciento del total lo había puesto Estados Unidos. Los diez mayores contribuyentes fueron Estados Unidos, Italia, Alemania, Francia, España. Irlanda, Canadá, Corea del Sur, México y Austria. De la contribución mexicana la más generosa proviene de la Arquidiócesis de Guadalajara, garantizándole un puesto en la prefectura de economía.

Autor: Adolfo Ochoa
<< Anterior Siguiente >>