Todavía somos así

Escultura cívica y arte urbano

En los últimos años, en Guadalajara se oye hablar de arte urbano, pero su definición es imprecisa o, por lo menos, no es de conocimiento generalizado. Si a una escultura que ha permanecido en cualquier interior se le encuentra sitio en la calle, ¿por ese simple hecho es arte urbano? José Luis Meza Inda, coordinador de El Tapatío Cultural, suplemento del periódico El Informador, afirmó que “en Guadalajara hay escaso arte urbano, hay mucha escultura cívica, conmemorativa y patriótica; Guadalajara está llena de monumentos conmemorativos, pero intentos de arte urbano hay muy pocos desgraciadamente”. Esa escultura cívica de la que habla está integrada por bustos de personajes, figuras de los niños héroes, de los hombres ilustres y la Beatriz Hernández cofundadora de La Perla. Meza Inda asegura que “aquí en Guadalajara se podrían contar con los dedos de las manos” los intentos de arte urbano. Y menciona: La fuente olímpica, de Estanislao Contretas; La pareja, de Oliver Seguin en el ingreso del Teatro Experimental de Jalisco; El pájaro (amarillo) de Mathias Goeritz y los trabajos de Fernando González Gortázar. Luego vienen las intervenciones a piezas de arte y monumentos, como el graffiti y los chicles pegados, pero ese es tema de otra trivia.

Autor: Angélica Íñiguez
<< Anterior Siguiente >>