Todavía somos así

Una carta audiovisual para la ciudad

En 2005, año en que Guadalajara fue Capital Americana de la Cultura, la ciudad recibió un regalo de parte de dos canadienses: una carta audiovisual, o mejor dicho, Käarta, obra en la que las imágenes del tequila, el mariachi y el charro quedaron excluidas –quizá porque en una radiografía actual no son esas las cosas que representan a la ciudad. Como parte del Festival del Centro Histórico se proyectó en la Plaza Liberación un video sonorizado con la propia voz incidental de la Perla Tapatía que arranca con imágenes aéreas (filmadas desde un helicóptero) de la barranca de Huentitán. Los espectadores quedaron consternados al no reconocer su propia ciudad al principio de la obra digital; después vinieron las tiendas céntricas de figuras religiosas y detalles propiamente urbanos. El regalo fue realizado por la pareja conocida en el mundo del video como Skoltz-Kolgen, es decir, Dominique Skoltz y Herman Kolgen, quebecquenses. Käarta es la primera obra de arte intangible que forma parte de la colección Ciudad de Guadalajara, un acervo con “carringtons” y “tamayos”.

Autor: Angélica Íñiguez
<< Anterior Siguiente >>