Todavía somos así

Las muelas caídas de San Isidro

Antes de llegar al Bosque Centinela, uno puede tomar una desviación hacia el poblado Río Blanco donde se encontrarán unas formaciones rocosas tan poco comunes que se podrían escuchar acordes que rebotan desde los ángulos más escondidos de estas creaciones naturales de equilibrio excepcional. El lugar es conocido popularmente como El Diente y es favorito de familias enteras, escaladores y parejas de jóvenes para pasar un día domingo de esparcimiento. Perteneciente a la Sierra de San Esteban, esta zona tiene varias piedras que han sido nombradas por los miembros de la comunidad de Río Blanco; por ejemplo, La Muela, El Colmillo y La Calavera. Son nombres conocidos por generaciones de ayer y de hoy que conocieron El Diente en sus mejores épocas, cuando todavía estaba “en las afueras” y no en medio de tanto condominio y fraccionamiento.

Autor: Mariana V. Gómez
<< Anterior Siguiente >>