Se acaba el XX

La Casa de los Perros

El edificio del Museo del Periodismo y las Artes Gráficas, mejor conocido como La Casa de los Perros por los dos enormes mastines que la resguardan en la parte superior, ha desatado diversas incursiones de saqueadores en busca de un tesoro –que al parecer no existe. La construcción del edificio empezó en 1792 y su primer dueño fue Mariano Valdés Téllez Girón. A principios del siglo XIX perteneció a José Fruto Romero. La Casa de los Perros, sede de la primera imprenta, fue comprada a finales de aquel siglo por José Flores, quien mandó construir un segundo piso. El arquitecto que la concluyó en 1896, Arnulfo Villaseñor, fue quien sugirió a los dueños traer dos perros pointer fabricados por la casa J. L. Mott Iron Works de Nueva York. A la casa le cercenaron catorce metros cuando se realizó la ampliación de la calle San Francisco convertida en la avenida Alcalde en el siglo XX. La fachada se conservó, y luego de ser abandonada durante varios años el gobierno de la ciudad la adquirió en 1994. Los arquitectos encargados de la restauración encontraron muchas excavaciones clandestinas, que dan cuenta de la leyenda del tesoro bajo la construcción.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>