Se acaba el XX

Desde Italia

Un italiano enamorado de México decía haber aprendido nuestro idioma escuchando emisiones radiofónicas en onda corta. Se llamaba Massimo Constanzo, era industrial del vestido –creador de los pantalones de mezclilla Centauro– y, en efecto, hablaba muy bien el español. Desde la Casa de Italia en Guadalajara –curiosamente ubicada en la calle Garibaldi–, Massimo intentaba ser un puente entre su cultura y la nuestra. Ello lo llevó a colaborar en el programa Preludio de XEJB con una curiosa sección titulada Dádivas de México al Mundo. En ella se refería a todos los bienes surgidos en esta tierra y que ahora eran patrimonio universal: el chocolate, el cacahuate y muchas otras cosas. Además, colaboraba en otras secciones del programa en las cuales hablaba de temas diversos, siempre relacionados con la cultura de Italia y México. Su fuerte carácter e ideas políticas, a veces cercanas al autoritarismo, lo hicieron un personaje polémico, siempre apasionado, que murió víctima del cáncer años más tarde, en 1990.

Autor: Alfredo Sánchez
<< Anterior Siguiente >>