Época virreinal

Al pan, pan

El primer molino de cereal para la fabricación de pan se ubicó a un costado de San Juan de Dios (cuando era río y no avenida) en el siglo XVIII. Su dueño era el español Juan de Saldívar y tuvo tanto éxito que de los poblados cercanos venían a comprar el pan al “molino” –llamando así a la ciudad de Guadalajara. Cuando hubo más panaderías, el gobierno, para controlar la calidad de los productos, ordenó que cada panadero marcara sus panes con sello propio y así evitar lo que hoy llamaríamos “el pan pirata”. De esta manera dieron inicio de las primeras marcas registradas…

Autor: Nuria Blanchart
<< Anterior Siguiente >>