Se acaba el XX

El nuevo zoológico

En 1984, el parque Agua Azul se remodeló y con ello los animales que ahí habitaban fueron trasladados a Huentitán, en las inmediaciones de la barranca, y acomodados en alojamientos provisionales mientras se definía su destino definitivo. Varias agrupaciones científicas solicitaron al gobernador Álvarez del Castillo la construcción de un zoológico; el ingeniero González Gortázar fue el encargado de elaborar el proyecto y se inició en forma limitada su construcción. Pero para no errar se tomó en cuenta la opinión de los habitantes a través de una encuesta a 5,000 personas, la cual arrojó los siguientes resultados: 14% quería un museo de la ciudad; 11%, un teatro; 45%, un zoológico; 27%, un centro deportivo, y 18%, un gran parque. La empresa Elías y Elías fue la encargada del proyecto que presentó a fines de 1986 y la orden de comenzar se dio el 27 de abril de 1987; trabajaron 25 empresas en las 34 hectáreas destinadas al zoológico y área de esparcimiento. Para agosto y septiembre había tres mil trabajadores dirigidos por 75 ingenieros y otros 19 supervisaban la obra. En diciembre del mismo año el zoológico estaba prácticamente terminado con un costo de 12 mil quinientos millones de viejos pesos; se abrió al público en marzo de 1988 con 1,862 animales pertenecientes a 270 especies diferentes.

Autor: Nuria Blanchart
<< Anterior Siguiente >>