Se acaba el XX

Ars Antiqua y su mecenas

A la mitad de los ochenta, el grupo de música medieval y renacentista dirigido por Eduardo Arámbula, Ars Antiqua, ofreció un concierto en el Museo Regional de Guadalajara. Al final se acercó un personaje y, dirigiéndose al director, preguntó: “¿Y no tienen discos?”. “No”, respondió Arámbula. “¿Y por qué no?”. “Porque no tenemos dinero para grabar uno”. El personaje extendió una tarjeta y, sin más trámite, dijo: “Váyame a ver”. Se trataba de Oscar García Manzano, industrial zapatero que años después se hizo famoso por el proyecto de Las Cien Manzanas, la célebre y fallida remodelación de la zona de las Nueve Esquinas. También se habló mucho de él más adelante, cuando trabajó en la administración municipal panista. Eduardo lo buscó, lo visitó en su casa del Club de Golf Santa Anita junto con los demás integrantes del grupo, quienes escucharon un sermón en el que el empresario insistía en que él nunca regalaba nada, pero al final salieron con la promesa de financiamiento para el ansiado primer disco. El proyecto finalmente se cristalizó bajo el nombre de Cantos y Danzas de la Edad Media y el Renacimiento. Hasta donde se sabe, ahí terminó la carrera de mecenas musical del empresario.

Autor: Alfredo Sánchez
<< Anterior Siguiente >>