Se acaba el XX

Tumba de tiro

La gente camina despreocupada por las calles de Guadalajara sin imaginarse siquiera que debajo del pavimento hay vestigios de sociedades antiguas. La Gaceta Municipal publicó entre abril y junio de 1991 que nueve años atrás, en 1982, mientras se instalaba un aparato para el tratamiento del cáncer en el antiguo Hospital Civil, se descubrió una tumba de tiro que el arqueólogo Otto Schöndube estudió con detenimiento. El viejo hospital es valioso por sus aparatos científicos, por el edificio colonial y por lo que guarda en el subsuelo. No es el único sitio. En la zona de El Grillo-Tabachines también se han encontrado entierros prehispánicos; en la avenida La Paz permanece sepultado el Puente de las Damas y todo lo que de él se conoce. Quizá dentro de cientos o miles de años debajo de alguna ciudad alguien encuentre vestigios de un sitio llamado Guadalajara.

Autor: Angélica Íñiguez
<< Anterior Siguiente >>