Se acaba el XX

Juan Pablo II de visita

El 30 de enero de 1979, Guadalajara escribió con la tinta de su memoria uno de los sucesos más esperados por los tapatíos. Recibió la visita del papa recién nombrado, Juan Pablo II. Millares de personas de todas las edades se aglomeraron en las calles, jardines, azoteas, para darle la bienvenida al pontífice romano que pisaba suelo tapatío. Gran expectación vivieron los habitantes de Guadalajara antes de que el papa llegara, debido a que el programa de su itinerario sufrió un gran retraso y su aparición era cada hora más deseada. El recorrido que emprendió el máximo representante del Vaticano fue desde Zapopan a la Colonia Chapalita para después dirigirse a la Plaza de la Liberación. Más de tres mil seminaristas de diversas congregaciones y varios obispos lo esperaban. Corearon melodías mexicanas para darle una memorable bienvenida. 25 minutos duró el mensaje que Juan Pablo II leyó en perfecto español para los tapatíos y resaltó ciertas palabras de San Pablo: “Me alegra poder contar con vosotros en todo”. Muchos seminaristas perdieron el control por la emoción de ver al Papa y taparon su salida por unos momentos. Éste siguió su recorrido a lo largo de la calzada Lázaro Cárdenas donde numerosos tapatíos también lo siguieron para despedirlo en el aeropuerto.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>