Se acaba el XX

El Lucifer

En la calle de Maestranza, exactamente en los altos del famosísimo Panchos, pionero de los bares gay de Guadalajara, se encontraba en la década de los setenta un antro llamado Lucifer. Era la época de escasez de lugares donde los jóvenes pudieran escuchar rock en vivo y este lugar les ofrecía cada domingo la posibilidad. Grupos de Guadalajara, del Distrito Federal y de otros lugares, tocaban en esta versión tapatía de los llamados hoyos fonquis capitalinos: un galerón sin salidas de emergencia, donde hacía un calor impresionante y donde la gente se apretujaba para escuchar altos decibeles. Nada amedrentaba a los jóvenes que todas las semanas escuchaban atentos los promocionales que emitía la radio a través de la estación Canal 58 y que comenzaban siempre con el grito de un locutor que decía: “Lucifer…Proyecta!!!”.

Autor: Alfredo Sánchez
<< Anterior Siguiente >>