Se acaba el XX

Guachimontones

Se dice que el estadounidense Phil C. Weigand descubrió, en 1970, el sitio arqueológico Guachimontones, ubicado en Teuchitlán –a 40 minutos de Guadalajara y que hoy pocos tapatíos conocen. En realidad, el arqueólogo lideró las investigaciones sobre esa y otras zonas arqueológicas del Occidente y luchó por su restauración (que inició en 1999). Pero fue Clara Anguiano –la tía de Arcelia García, mujer teuchiteca con la que Phil contrajo matrimonio en los años cincuenta– quien llevó a Weigand a conocer las sorprendentes ruinas. Hoy se sabe que la palabra Guachimontón viene del náhuatl y significa “Lugar de guajes”, pero Weigand asegura que la cultura llamada “Tradición Teuchitlán” –que tuvo su apogeo entre el 200 y 400 d.C. y desapareció en el 900, probablemente por el arribo de los colonizadores náhuatl– hablaba totorame o chipcha. El centro ceremonial, originalmente dedicado al dios del viento Ehécatl, forma parte de la lista del patrimonio mundial de la UNESCO desde 2006. ¿Cuántas personas habrán descubierto el sitio desde su edificación, antes que Weigand?

Autor: Angélica Íñiguez
<< Anterior Siguiente >>