Se acaba el XX

El grupo musical La Revolución de Emiliano Zapata

Era 1970, por todas partes sonaba una extraña canción de ciertas reminiscencias latinas cuyo nombre era aún más raro: Nasty Sex, composición del grupo tapatío La Revolución de Emiliano Zapata. Muchos jóvenes ignorantes del inglés –lengua en la que se componían y cantaban las canciones de rock de entonces– podrían haber supuesto que el título aludía a alguna clave esotérica o al nombre de una mujer, pero en realidad narraba la triste historia de un chavo que le reclamaba a su novia promiscua y le recomendaba olvidarse de esa clase de sexo porque le iba a ir muy mal. El principal compositor del grupo era su extrovertido guitarrista Javier Martín del Campo, el Javis, quien parecía saberse todos los trucos guitarreros del momento. La leyenda decía que la canción había tenido éxito hasta en Alemania, cosa difícil de comprobar. El Javis también escribió por esa época un tema instrumental muy sonado y que fue bautizado de manera pudibunda en las estaciones de radio como “Ciudad Perdida”. Su verdadero nombre, también en inglés, era Shit City.

Autor: Alfredo Sánchez
<< Anterior Siguiente >>