Se acaba el XX

Eclipse de Sol

A las 11 horas, 26 minutos y 28 segundos del sábado 7 de marzo de 1970, pudo apreciarse el máximo de un eclipse correspondiente a un 80% del diámetro del Sol, en la ciudad de Guadalajara. Quienes pudieron observarlo en otros sitios, como en Miahuatlán, Oaxaca, pudieron ver cubierto el 100 % del astro rey por poco más de tres minutos. Este fenómeno trastornó sensiblemente el curso normal de la vida de los tapatíos. Ordinariamente los sábados son de intensa actividad, pero a pesar de que los comercios del centro de Guadalajara estaban abiertos, alrededor de las 11 de la mañana, las calles estaban casi vacías. Las instituciones bancarias se veían solitarias en las primeras horas de sus actividades, debido a que la mayoría de los tapatíos permaneció contemplando el acontecimiento. Grupos de personas se reunían frente a los escaparates de los comercios donde tenían encendidos sus aparatos de televisión, para admirar el fenómeno. En la Plaza Universidad despertó gran entusiasmo entre los jóvenes un telefoto de 100 milímetros instalado allí por una compañía de artículos fotográficos. A pesar de lo avanzado de la ciencia y de que el fenómeno fue explicado ampliamente, en nuestro país subsisten –dice la crónica– muchas supersticiones al respecto.

Autor: Adolfo Ochoa
<< Anterior Siguiente >>