Época virreinal

Regidor ¡de toros!

En 1667, el cabildo acordó nombrar un regidor con un cargo singular; era el regidor de las corridas de toros. Así se inició formalmente la tauromaquia en la ciudad, en ese año y bajo ese procedimiento –aunque hay datos de una lidia en agosto de 1611 en la calle de San Francisco. Aunque ésta no fue una corrida formal porque no existía plaza de toros por entonces. Se improvisaba una en la Plaza de Armas para que la Real Audiencia pudiera verla desde los balcones del Palacio de Gobierno, y el Cabildo Eclesiástico, desde el corredor que está en la calle de Morelos en el edificio del arzobispado. Se llevaron a cabo tres corridas más desde esa fecha hasta principios de1700, y otras tres a partir de febrero 1713, cuando en Madrid se tomó la decisión de celebrar con toros el feliz parto de la Reina en turno. La primera plaza de lidia estuvo ubicada enfrente de la Capilla de Jesús, en 1860.

Autor: Mario Z. Puglisi
<< Anterior Siguiente >>