El siglo que nos obligó a crecer

El estadio Jalisco

Para dotar de casa propia al espectáculo más popular de Jalisco –el fútbol–, se pensó en la necesidad de materializar un estadio para Guadalajara. Los ingenieros Felipe Arregui Zepeda y José Calderón Robert emprendieron la labor de planear los detalles de un local en el que todos los aficionados asistentes tuvieran la mayor comodidad. Después vino el problema del financiamiento, pero el Banco de Zamora brindó su ayuda a Clubes Unidos de Jalisco, una sociedad formada para llevar a cabo los sueños de miles de fanáticos de la Perla Tapatía. La suma total que requirió la construcción de este gran proyecto fue de 18 millones de pesos. Gracias a los esfuerzos de Gabriel Bustamante Aguirre, la Constructora de Jalisco inició las tareas para dar inicio a las obras. Más de 20 mil aficionados se congregaron el 30 de enero de 1960 en el Estadio Jalisco para presenciar la ceremonia de inauguración dirigida por el arzobispo de Guadalajara, José Garibi Rivera.

Para inaugurarlo se planeó un Pentagonal con los tres equipos tapatíos de Primera División (Guadalajara, Atlas y Oro) y los extranjeros: Sao Paulo de Brasil y San Lorenzo de Almagro, de Argentina.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>