El siglo que nos obligó a crecer

Origen del Clásico Chivas-América

Según Héctor Roberto Hernández, el clásico futbolístico entre las Chivas del Guadalajara y las Águilas (antes Cremas) del América, se originó por un comentario burlesco. El 12 de noviembre de 1959, el América, jugando de visitante en Guadalajara, había derrotado de manera consecutiva al Oro, al Atlas y a las Chivas por iguales marcadores de dos a cero (al último quitándole lo invicto). El entrenador de los cremas, Fernando Marcos, públicamente hizo el comentario: “América no viene a Guadalajara a ganar, eso es rutina. Nosotros venimos para cambiarle el número de su teléfono de larga distancia. Así es que ya lo saben mis amigos: cada que quieran llamar a Guadalajara marquen dos cero, dos cero, dos cero o el 20-20-20. Cortesía del América.” Naturalmente el comentario no cayó en gracia a los sensibles tapatíos y esperaron con encono el partido de vuelta en la capital para tomar revancha. Allá, en el estadio de Ciudad Universitaria, las Chivas ganaron dos a uno. Había nacido el clásico nacional.

Autor: Marco Antonio Martínez Negrete
<< Anterior Siguiente >>