El siglo que nos obligó a crecer

Bailarines de origen chambelán

A quien fuera la primera maestra de danza moderna de esta ciudad le encantaban las fiestas de quince años, y no precisamente por el pastel o el convivio. Lo que deveras ella disfrutaba era el vals, sobre todo si la quinceañera debía ser acompañada por quince chambelanes. Celina López hacía un casting silencioso, mientras miraba a todos y a cada uno de los muchachos, de arriba abajo, por el frente y por atrás, para elegir al más talentoso y después integrarlo a su grupo. Hoy en día es difícil conseguir bailarines hombres, por diversos prejuicios sociales, pero con el trabajo de Celina en los años cincuenta, el primer grupo de danza moderna de la ciudad, el del IMSS, tenía igual número de mujeres que de varones. Y todos eran bailarines de origen ¡chambelán!

Autor: Angélica Íñiguez
<< Anterior Siguiente >>