El siglo que nos obligó a crecer

Accidente aéreo

A las 22:43 horas del lunes 2 de junio de 1958, un avión Constellation XA-MEV de Aeronaves de México que había despegado cuatro minutos antes del aeropuerto de Guadalajara se impactó contra el cerro Las Latillas, en Tlajomulco. El accidente le costó la vida a sus pasajeros. Testigos en el área aseguraron que habían escuchado una explosión en el aire y visto que despedía grandes llamaradas antes de precipitarse. Al parecer, el accidente se debió a un error del piloto. El capitán Alfonso Ceceña Gastélum se excedió, cuando menos medio kilómetro, en hacer virar la nave hacia su izquierda, en una denominada “vuelta en gota” para retornar hacia el aeropuerto de Guadalajara y enfilar enseguida en línea recta rumbo a la capital del país. Pudo evitarse la tragedia, según determinaron los exámenes periciales, si hubiera pasado por Las Latillas con 25 metros más de elevación. El vuelo, donde perdieron la vida 46 personas –la mayoría estadounidenses–, provenía de Tijuana. En Guadalajara, luego de una torrencial lluvia, recogió a 16 pasajeros de lo más selecto de la sociedad tapatía de aquella época. Fue un acontecimiento trágico impregnado por múltiples rumores que se desataron después, consistentes en la posibilidad de un atentado dinamitero que implicaría al arzobispo Garibi, la falla de alguno de los cuatro motores, un incendio, un cortocircuito y hasta una bomba mandada colocar en el interior del aparato por el entonces gobernador Agustín Yáñez para impedir que unos documentos importantes fueran a llegar a Roma.

Autor: Adolfo Ochoa
<< Anterior Siguiente >>