El siglo que nos obligó a crecer

Televisión independiente

Las primeras imágenes televisivas se recibieron en Jalisco en 1956. Cuando las condiciones atmosféricas eran adecuadas, los escasos hogares que contaban con receptor y altísimas antenas captaban el canal 2 de la Ciudad de México. Ese año se estableció la empresa Televisión Tapatía para fortalecer la regionalización televisiva. Entonces Telesistema Mexicano de Emilio Azcárraga decidió fortalecer su presencia en la entidad, construyendo en 1960 Televicentro de Guadalajara que trasmitiría a 13,390 televisiones existentes en Jalisco. Alejandro Díaz Guerra y Salvador López Chávez, junto con un grupo de empresarios tapatíos, no se amedrentaron ante la feroz competencia y consiguieron la exclusiva de servicios americanos; pero Azcárraga bloqueó a todo artista que trabajara para el canal 6. Los presupuestos publicitarios se destinaron a la empresa que les garantizara una difusión nacional “de frontera a frontera y de costa a costa”, lo que sólo podía ofrecer Telesistema Mexicano, provocando el hundimiento de la televisora independiente tapatía. Así, la fascinación del programa inaugural de ésta, La realidad de un sueño, se convirtió en una fatal pesadilla.

Autor: Nuria Blanchart
<< Anterior Siguiente >>