Época virreinal

Obispo de armas tomar

En 1678, al inicio de su gobierno en la diócesis de Guadalajara de las Indias, el obispo Juan de Santiago y de León Garabito, un hombre extravagante y ostentoso, pidió a todos los clérigos que fueran al templo de la Soledad para aprender “la lengua mexicana” y al colegio de la Compañía de Jesús a tomar clases de moral; de no hacerlo se les castigaría bajo pena de no ser ascendidos en la jerarquía eclesiástica. Lleno de controversias, constantemente profería amenazas de excomunión por doquier y rara vez perdió un pleito, gracias al respaldo irrestricto que tenía de las autoridades peninsulares.

Autor: Nuria Blanchart
<< Anterior Siguiente >>