El siglo que nos obligó a crecer

Palacio para el Ayuntamiento

El ayuntamiento anduvo rondando por varios sitios desde su fundación hasta 1952, año en que su edificación fue terminada. En el año de 1948, se emprendió la idea de darle una sede definitiva, utilizando la manzana que ocupaba el palacio episcopal –un modesto edificio virreinal cuyo rasgo distintivo era una cúpula. En la misma manzana estaban: una casa de moneda, la de los Vizcarra y la botica de Apolonio García, lugares en donde se levantó esta construcción neocolonial, proyecto del arquitecto Vicente Medel. “Diez años más tarde, encomendaron al pintor Gabriel Flores la realización de los tableros murales que decoran la pared de la escalera principal, cuyo techo es una bóveda de cañón que cubre las dos escaleras que terminan en el segundo piso”. En la planta baja habitan oficinas de atención al público y la alta está destinada a oficinas de la presidencia y los regidores; en el poniente una gran sala es sede del Cabildo, utilizada también para conferencias históricas donde posan esculturas de personajes históricos como: Pedro Moreno, Manuel López Cotilla y Clemente Aguirre, entre otros.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>