El siglo que nos obligó a crecer

Pepe Guízar

Pepe Guízar, José Guízar Morfín, nació en el barrio de San Juan de Dios en 1912. Lo querían hacer abogado a la fuerza, puesto que su padre Luis Guízar lo era, pero abandonó sus estudios al tercer año cuando acompañó a un notario para un desahucio: le dio tanta pena que corrió a su casa, robó dinero de su padre y regresó para liquidar la deuda de la familia que iba a ser echada. Desde entonces, se dedicó de lleno a la composición –estudió en el Conservatorio Nacional de Música. Sus composiciones dibujan la geografía del país, por lo que lo llamaban “el pintor musical de México”. El gobierno de Jalisco le otorgó el castillo de Los Colomos para que lo habitara. Aunque no vivió mucho tiempo ahí, actualmente el castillo lleva su nombre. Fue un artista de profunda intención provinciana y realzó el valor del mariachi y la canción ranchera lanzándolo a nuevos espacios de aceptación y engalanamiento. Sus canciones más famosas fueron: Guadalajara, Chapala, Sin ti, y Como México no hay dos. Murió en 1980.

Autor: Nuria Blanchart
<< Anterior Siguiente >>