El siglo que nos obligó a crecer

Universidad Autónoma de Guadalajara

En 1933, el rector de la Universidad de Guadalajara, Enrique Díaz de León, postuló la educación socialista en las universidades con esta frase dicha en el Congreso de Universitarios Mexicanos: “la universidad debe ser de izquierda para estar de acuerdo con la época en que vivimos y debe instituir el sistema socialista”. Indignados, parte del estudiantado y de la sociedad civil de Guadalajara reaccionaron con inusitado vigor a las disposiciones y leyes que establecían la enseñanza socialista desde la primaria a la universidad. El 23 de octubre, los estudiantes –conducidos por Carlos Cuesta Gallardo y los hermanos Angel y Antonio Leaño Álvarez del Castillo– declararon la huelga general y tomaron el edificio de la universidad como un intento por impedir la aplicación del artículo 3º de la Constitución. Al no lograrlo, conformaron la Federación de Estudiantes de Jalisco el 3 de marzo de 1935. Después de esta crisis política, el gobierno tomó la decisión de crear una universidad autónoma, la Universidad Autónoma de Guadalajara, lo que se hizo sin ningún apoyo estatal, a base de donaciones y con renuncia total de honorarios del profesorado. Su primera sede fue en la calle Silverio Nuñez 28, y desde entonces quedó incorporada a la Universidad Nacional Autónoma de México.

Autor: Nuria Blanchart
<< Anterior Siguiente >>