El siglo que nos obligó a crecer

María Félix y el carnaval

En tiempos de la Colonia, así como en ciertos períodos del siglo XIX y principios del XX, Guadalajara festejaba su carnaval del que hoy en día sólo quedan recuerdos. Las tiendas cerraban sus puertas para dar paso a los festejos del carnaval al que convocaban cabalgatas por las tardes con sus máscaras como disfraz. Sus paseos en los portales de San Agustín y Santa María de Gracia, con sus acostumbrados combates de cascarones y confeti, formaban un ambiente de alboroto y divertido. También se llevaban a cabo bailes nocturnos muy concurridos. A finales de la primera década del siglo XX el carnaval en Guadalajara pasaba ya casi inadvertido –aunque en el revoltoso barrio de La Canela seguían festejándolo. No fue sino hasta 1930 que el carnaval volvió a celebrarse efímeramente con gran entusiasmo. En ese año, la joven María Félix fue coronada reina del carnaval tapatío. En opinión de algunos autores, el porfiriato sólo conoció los últimos destellos del esplendor del carnaval en Guadalajara.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>