El siglo que nos obligó a crecer

El Informador

El diario tapatío más antiguo que aún está en circulación y cuyas letras han sido leídas durante 90 años por varias generaciones es El Informador. Cuando persistían choques entre facciones revolucionarias, el señor Jesús Álvarez del Castillo estableció un periódico “cuyos socios fueran tapatíos”. Aunque muchos de ellos no entraron al proyecto, éste nació el 5 de octubre de 1917, “publicado por la Compañía Editora de Guadalajara, S.A., que tenía un capital de cuatro mil doscientos pesos, del señor Álvarez del Castillo, socio mayoritario, en tanto que don Ramón Castañeda aportó quinientos pesos”. Sus oficinas se ubicaron primero frente a la catedral y luego en la calle Independencia. El periódico atravesó por varios obstáculos: tenía problemas con la tipografía llamada “de caja”, lo que suponía “parar” los textos a mano, letra por letra y de una pequeña prensa de dos impresiones llamadas blanco y vuelta. Esto impedía que el periódico saliera por la mañana. El capital se esfumó con los socios iniciales, por lo que Álvarez del Castillo compró sus partes. Una vez fue cerrado por órdenes del presidente Álvaro Obregón y del gobernador Everardo Topete. Hasta su muerte, en 1966, su fundador fue editor-director de este diario.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>