Los inicios

Procesiones de Semana Santa

La procesión del Corpus era la más antigua que se llevaba a cabo durante la Semana Santa; además, era muy solemne y recorría varias calles del centro de la ciudad de Guadalajara. Concurrían a ella las autoridades civiles y eclesiásticas, varias comunidades religiosas, el clero secular, las cofradías y hermandades así como el claustro de doctores de la universidad y las tropas de la guarnición. La historia tapatía recuerda la procesión del año 1561 en que surgió un incidente donde se pelearon los corregidores con los de la Audiencia, ya que ambos se sentían con la autoridad suficiente y el derecho divino para llevar el palio. La procesión del Santo Entierro se llevaba a cabo la noche del Viernes Santo a la que concurrían cofrades con túnicas y escapularios con sus rostros cubiertos y sus pies descalzos. Llevaban las imágenes de Jesucristo difunto y de Nuestra Señora de la Soledad. Anteriormente salían de la catedral hacia varios templos, pero después partían del santuario de Nuestra Señora de la Soledad a la iglesia de Santa María de Gracia, donde permanecían las imágenes hasta el domingo del Buen Pastor. La última procesión fue en 1866.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>