Entorno y peculiaridades

Evolución demográfica

El crecimiento demográfico de Guadalajara desde su asentamiento en el Valle de Atemajac (1542) ha sido permanente y de continuo crecimiento. De 63 vecinos españoles que fundaron la ciudad, pasó a 80 en 1554. A este núcleo de población europea es necesario agregar alrededor de 500 familias indígenas que se aposentaron principalmente en los barrios de Analco y Mexicaltzingo. Hacia 1605, según Alonso de la Mota y Escobar, Guadalajara contaba con 173 vecinos españoles y 500 esclavos. En 1770, el padrón eclesiástico censó 22,394 personas de más de 2 años de edad. Los censos de 1777 y de 1792 calcularon para la ciudad 21,163 y 24,249 respectivamente.

El crecimiento acelerado de Guadalajara parece pronunciarse con la llegada del siglo XIX, cuando se acepta que ésta tenía ya 34,697 habitantes certificados por el notario real, Francisco Cambre, el 10 de octubre de 1803. El siglo XX incorpora a Guadalajara dentro del escenario nacional como la segunda gran ciudad del país y con una población que pronto inauguró el millón de habitantes, para de aquí despuntar como una megaciudad, con una población de millones de habitantes y con un perfil demográfico en permanente crecimiento.

Autor: Hugo Torres Salazar
<< Anterior Siguiente >>