El siglo que nos obligó a crecer

Fundación del club Atlas

Jóvenes provenientes de las familias más encumbradas habían salido a estudiar a Inglaterra; allí aprendieron a jugar el fútbol representando a sus respectivas universidades. Al regresar a Guadalajara, en 1916, formaron un club para demostrar cómo se jugaba este deporte, en franca oposición al Club Guadalajara. Juan José Lico Cortina le puso el nombre de Atlas, porque –según mencionó– “nos sentíamos el sostén del mundo”. El escudo creado por el dibujante Carlos Stahl, en recuerdo de los colores de la Universidad de Ampleforth, reflejaba la nostalgia europea. Aquel Atlas de niños “fifís” puso de cabeza a sus rivales tapatíos jugando un fútbol basado en una técnica depurada y un juego de triangulaciones. La arrogancia rojinegra quedaría incorporada en el santo y seña de la institución. Apenas se vieron las caras, el hermano rico y el hermano pobre supieron que su destino sería la rivalidad.

Autor: Nuria Blanchart
<< Anterior Siguiente >>