El siglo que nos obligó a crecer

Madero de visita

Madero visitó Guadalajara a fines de 1909 y regresó el domingo 8 de mayo de 1910, encabezando un mitin desde el segundo piso de la casa marcada con el número 274 de la calle Colón, contigua al recién construido Hotel San Francisco, frente al jardín Aranzazú. Unas seis mil personas escucharon a los oradores; la muchedumbre impidió el tránsito de calandrias y autos y detuvo los tranvías eléctricos, encaramándose en sus techos para escuchar –curiosos, extrañados y emocionados– al señor Madero. Asimismo, en la calle Pavo número 414 –entre la avenida de La Paz y la calle Libertad–, existe una placa de mármol donada por el gobernador Marcelino García Barragán, donde se hace constar también que en ese sitio: “El domingo 8 de mayo de 1910, los componentes del Club Antirreeleccionista ‘Valentín Gómez Farías’ celebraron con inusitado entusiasmo patriótico, el primer mitin político en postulación de su candidato a la presidencia de la república, el demócrata Francisco I. Madero, haciendo uso de la palabra los laureados oradores Lic. Roque Estrada, Ing. Salvador Jiménez Loza y don Benjamín Camacho, así como el propio candidato Madero”.

Autor: Adolfo Ochoa
<< Anterior Siguiente >>