Los inicios

El obispo Mendiola y el impulso a la educación

El señor don Pedro Gómez de Mendiola, quien sustituyó a fray Pedro de Ayala en el obispado de Guadalajara en 1571, fundó con el nombre de San Pedro y San Pablo un colegio para la educación de los niños pobres, y otro para niñas humildes también, llamado Colegio de Santa Catalina de Sena. El primero tuvo su sede donde ahora está el edificio Lutecia (en la esquina de las avenidas Juárez y Colón) y posteriormente en él se impartieron las primeras clases de educación superior. El segundo existió donde estaba el Hospital Real de San Miguel, siendo su primera directora Doña Catalina de Carvajal. Este Colegio de Santa Catalina, que con el tiempo devino en institución a cargo de las monjas del Convento de Santa María de Gracia, se ubica en la actual Escuela de Artes Plásticas.

Autor: Hugo Torres Salazar
<< Anterior Siguiente >>