El siglo que nos obligó a crecer

Curiosa delimitación de Guadalajara

El decreto del Congreso del Estado número 1245, de 8 de octubre de 1907, promulgado por el gobernador Miguel Ahumada, a la letra dice: “A partir del día primero de enero de 1908, los límites de la municipalidad de Guadalajara serán los siguientes: Al Oriente, el cauce del arroyo de Osorio, hasta la confluencia de éste con el río Santiago. Al Norte, el río que se acaba de mencionar, desde su confluencia con el arroyo referido, hasta con la del río San Juan de Dios, siguiendo por todo este río hasta donde se une con el de Atemajac, y luego por todo éste hasta la extremidad Norte de la presa de la Campana (parque Ávila Camacho). Al Poniente, desde ésta parte de la presa de referencia, hasta el ángulo Nor-Oeste de la casa Fuerte construida al pie del Cerro del Gachupín, cerca del camino para Acatlán de Juárez. Al Sur, desde el ángulo indicado hasta el Nor-Oeste de la casa Fuerte que está situada en Las Juntas, al Oeste de la vía del Ferrocarril Central; desde esa casa hasta el ángulo Sur-Este del potrero de la Constancia, a inmediaciones de San Pedro Tlaquepaque; y desde ese punto, hasta el ángulo Nor-Oeste del potrero de la Loma, en el arroyo de Osorio”.

Autor: Adolfo Ochoa
<< Anterior Siguiente >>