Los inicios

Una catedral para Guadalajara

Con el crecimiento de la población de Guadalajara y el traslado de los gobiernos civiles y religiosos a esta ciudad, era necesario establecer una catedral, y por cédula del 18 de mayo de 1561, se dispuso que la silla episcopal se mantuviera en Guadalajara y que se edificara una catedral. El proyecto para la obra lo hizo el maestro Martín Casillas por encargo del señor obispo Ayala. Este prelado puso la primera piedra el 31 de julio de 1561. Entonces, Guadalajara contaría ya con obispo, audiencia y catedral.

Autor: Hugo Torres Salazar
<< Anterior Siguiente >>