Inicia la modernidad

Colomos era un bosque talado

Los manantiales de Los Colomos ya eran famosos en la época de la Colonia, cuando la sedienta urbe colonial veía en los entonces lejanos manantiales una atractiva fuente. El bosque que lo circunda fue talado a finales del siglo XIX. Hay fotografías que muestran un paisaje sin árboles. El Castillo fue edificado entre 1898 y 1902, que fungió como Casa de Administración del Agua. Posteriormente los tapatíos nuevamente plantaron pinos y eucaliptos. Poco a poco el polvoriento paisaje se tornó de nuevo en bosque. En 1947, Colomos era la principal fuente de abastecimiento de agua para Guadalajara con 202 litros por segundo. Para 2003, representaba tan solo 1.37 por ciento del total.

Autor: Juan Carlos Núñez Bustillos
<< Anterior Siguiente >>