Los inicios

Primer hospital

Cerca de 1557, cuando la capital del Nuevo Reino de Galicia era aún Compostela, el rey quería fundar un hospital con la finalidad de curar a los indios enfermos. Su deseo se vio cumplido ya en Guadalajara: un edificio de adobe, de apariencia pobre y con apenas unos cuantos cuartos fue el primer hospital de la nueva ciudad, llamado Hospital de la Santa Cruz. Estaba ubicado a un costado de la capilla de la cofradía (templo de San Juan de Dios). En un principio, el cuidado del hospital estuvo bajo la vigilancia de un grupo de cofrades, quienes pidieron la ayuda económica del rey para construir un cuarto grande donde cabrían 16 camas en tiempos normales y hasta 25 en casos de epidemias o urgencias. A principios de 1606, el hospital pasó a manos de los religiosos juaninos, cuyo primer Hermano Superior fue fray Andrés de Alcarás. Los juaninos le cambiaron de nombre al hospital y, haciendo honor al santo de su orden, lo llamaron San Juan de Dios. De todos modos, el servicio hospitalario no mejoró mucho, ya que la botica contaba con pocos medicamentos y los cuartos siguieron siendo insuficientes.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>