Inicia la modernidad

El Paseo de San Francisco

La calle San Francisco (hoy avenida 16 de Septiembre) terminaba en el atrio del templo de San Francisco. Se conocía con el nombre de Paseo, debido a lo distinguido de las familias que la habitaban. El presbítero Trinidad Laris, nacido en 1882, nos refiere lo que pudo ver durante su juventud, con las siguientes palabras: “[Por ese Paseo] concurrían al caer la tarde todos los ‘pisaverde’ y ‘mariposas’ de otro tiempo. Las ‘mariposas’ eran las ‘niñas cuarentonas’, es decir, esas pericas que visten como chicas y sólo tienen joven su viejo corazón; se les daba el nombre de las ‘bellas avecitas de las flores’ porque vestían vaporosas telas cargadas de chillantes listones. Entre las vespertinas concurrentes había dos parejas de apellido Morfín y Cornejo respectivamente, que siempre andaban del brazo de cuatro en fondo; [luego se acercaba] un vejete con rivetes de festivo poeta, [quien] al verlas venir se apartaba del corro que formaban los gallos viejos y recitaba en alta voz: ‘Ábreme por San Gonzalo tu elegante camarín, o quítame por Dios lo viejo, que ai vienen las Cornejo del brazo de las Morfín’. Quintilla que era saludada con una sonora y robusta carcajada del auditorio, casi siempre integrada por acicalados currutacos”.

Autor: Adolfo Ochoa
<< Anterior Siguiente >>