Inicia la modernidad

Porfirio Díaz de visita

Todavía no se apagaban los ecos de los aplausos, los vivas y los elogios que había recibido don Porfirio, el primero de diciembre, al inicio de su cuarta reelección, cuando visitó Guadalajara el 7 de diciembre de 1896. La Gaceta Mercantil dio cuenta detallada del acontecimiento, único en su género, dado que el presidente Díaz visitó nuestra ciudad por esa sola vez. El gobierno del estado organizó un paseo al Salto de Juanacatlán y a la isla de Mezcala, en el lago de Chapala; el ayuntamiento, un banquete, y la Cámara de Comercio, una cena-baile. El presidente se alojó en el Palacio de Gobierno. La Cámara solicitó y obtuvo para el evento, el edificio del Supremo Tribunal de Justicia, frente al jardín Prisciliano Sánchez, por la calle de El Carmen (hoy avenida Juárez). Se nombró una comisión recaudadora de fondos, encabezada por el propio presidente de la Cámara, don Justo Fernández del Valle. En un santiamén, los organizadores reunieron casi 17 mil pesos, cuantiosa cantidad para aquel entonces, gracias a las aportaciones de más de un centenar de comerciantes que contribuyeron con cuotas de hasta mil pesos, cada uno. Un detalle: don Porfirio no estuvo acompañado por su señora esposa Carmen Romero Rubio de Díaz.

Autor: Adolfo Ochoa
<< Anterior Siguiente >>