Inicia la modernidad

Biciclo

A finales del siglo XIX, el hijo del general Galván –gobernador de Jalisco– trajo un raro armatoste, llamado biciclo, que fue el padre, abuelo o simple antecesor de la actual bicicleta. Tenía una enorme rueda delantera y otra muy pequeña en la parte de atrás que la hacía lucir muy desproporcionada. El señor Galván sorprendió con su biciclo y se convirtió en un verdadero equilibrista: se paseaba por las calles tapatías dando sesiones de pericia con repetidas vueltas alrededor de la fuente del jardín de San Francisco, lo cual resultaba de gran atracción para los espectadores transeúntes. Por la misma época, era costumbre que los jóvenes de clase alta, después de misa de 10, tomaran sus patines a la salida del templo para gastar sus llantas en el patinaje matutino acostumbrado, pero al admirar el nuevo biciclo empezaron a utilizar este artefacto.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>