Inicia la modernidad

Jardín Hidalgo

Durante muchos años, el jardín del Santuario fue llamado oficialmente con el nombre del iniciador de la Independencia de México: Miguel Hidalgo y Costilla, o simplemente como Jardín Hidalgo. El lugar fue rebautizado oficialmente con la ceremonia respectiva en 1891. Pero con todo, no existió un monumento del prócer Hidalgo sino hasta poco más de diez años después, tiempo en que los vecinos se pusieron de acuerdo para levantarlo. Era este monumento una figura de barro con un brazo levantado y un estandarte de la virgen de Guadalupe. Durante el poco tiempo que el jardín llevó dicho nombre, unas calles más al sur se levantó el piso de la Plaza de Armas para cambiarlo y con esto las serenatas se trasladaron al Jardín Hidalgo, hecho que causó gran disgusto entre los habitantes, quesque por la lejanía. Años después, el monumento fue destruido extrañamente a pedradas por los mismos vecinos que habían pagado por él. En su lugar, hoy se encuentra el primer monumento hecho en la ciudad dedicado a la memoria del filántropo fray Antonio Alcalde.

Autor: Mario Z. Puglisi
<< Anterior Siguiente >>