Inicia la modernidad

El polisón

El polisón era una prenda de vestir que usaban las mujeres de Guadalajara para adornar sus trajes, dándoles una forma más perfecta y haciendo crecer la zona de los glúteos. Se usaron muchos años hasta que comenzaron a perder poco a poco su frecuencia y utilidad. En una de las clásicas serenatas de la Plaza de Armas, en el año de 1888, a una de las señoritas asistentes se le cayó el polisón y éste anduvo dando vueltas por la plaza; durante el resto de la serenata, la gente lo izó en los bastones y paraguas como bandera. Don Pedro Puig, dueño de una camisería de los portales de enfrente, finalmente lo recogió. Este pequeño incidente sirvió para que los ociosos comentaran durante semanas, tratando de averiguar quién sería la dueña, cosa que no se supo. Pero sirvió para que don Ramón G. Fuentes hiciera un anuncio en El Telégrafo que decía: “Persona perdió polisón Plaza, Patente Pantoja, puede pasar pedirlo Pedro Puig”. Muchísimos años después, una encantadora viejecita que se decía poetisa y escritora comentó en plática con un amigo: “por cierto, fue en el año en que se me cayó mi polisón en la Plaza de Armas”.

Autor: Mario Z. Puglisi
<< Anterior Siguiente >>