Inicia la modernidad

Envases modernos

El industrial jalisciense Jesús Flores, allá por 1879, comenzó a utilizar las botellas que hoy son empleadas para la distribución del tequila –incluso antes de que el botánico de apellido Weber bautizara a la especie de agave que produce la bebida como tequilana–. Según Mariano Bárcena en su Descripción de Guadalajara de 1880, Flores presentó “los grandes frascos y botellones” como toda una novedad. Sin embargo, no fueron de uso generalizado sino hasta treinta años después. En esas tres décadas, en la última de las cuales empezó a gestarse la revolución mexicana, la producción y la venta de tequila aumentó de 53 mil 400 barriles en 1897 a 70 mil en 1914 y los envases permitieron trasladar más fácilmente el tequila. La bebida embotellada sería promovida intensamente por las películas de época.

Autor: Angélica Íñiguez
<< Anterior Siguiente >>