Inicia la modernidad

La escuela de artes y oficios

Con el propósito de disminuir la vagancia y el ocio entre los jóvenes de Guadalajara, se había creado la Escuela de Artes y Oficios en 1842. Sus fundadores: Manuel López Cotilla, Manuel Ocampo y Juan G. Magullen, habían puesto en ella sus esperanzas de solución a problemas sociales. Sin embargo la escuela había decaído a una simple institución de beneficencia sin mayores resultados. El ingreso de muchos jóvenes se debía a su mala conducta en la familia, por lo que los padres encontraban solución a su problema internándolos en la Escuela de Artes. Debido a esto, se implementó un reglamento riguroso que establecía un compromiso previo de que el alumno debía permanecer en la escuela hasta terminar sus estudios. Además, los alumnos no eran retribuidos durante el primer año, sino hasta el segundo de acuerdo a sus adelantos. Y el joven que se fugaba perdía lo acumulado en beneficio de la institución. En 1866 la Escuela de Artes contó con otro edificio más, que fue una sección del ex convento de San Agustín.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>