Inicia la modernidad

Epitafio de López Cotilla

Al morir, el 27 de octubre del año 1861, el reconocido profesor Manuel López Cotilla dejó escrito entre sus papeles lo siguiente: “Mi epitafio. Los restos mortales de un pecador arrepentido, esperan aquí la resurrección de la carne. Como creo perjudicial a los vivos el entierro de los muertos en gavetas, encargo que el entierro de mi cadáver sea en la tierra, es decir, un verdadero entierro”.

Autor: Cecilia López
<< Anterior Siguiente >>