Inicios independentistas

José María Narváez: navegante excepcional

“Lo importante no es vivir, sino navegar”, solían decir los insignes fenicios. Tal vez ese axioma normó la vida de José María Narváez, quien en la indigencia, olvidado y sin reconocimiento alguno, falleció en Guadalajara en 1840. Marino, originario de Cádiz, recorrió el Golfo de México realizando trabajos de cartografía entre Veracruz, La Habana y Nueva Orleáns. Por la vertiente del Pacífico fue desde San Blas hasta Alaska, y hacia el oriente recorrió hasta las Filipinas y Macao. Hizo grandes aportaciones modernas a la cartografía de Jalisco ya que levantó un plano de la laguna de Chapala también realizó planos de extensas zonas de Zacatecas, Aguascalientes, Nayarit y Colima, los cuales se publicaron póstumamente. Cuando uno se asoma a la historia de México en el siglo XIX, y se advierten hechos como el nombramiento de primer capitán general de la Marina Nacional del México republicano dado a un norteamericano (el capitán Porter), se advierte que la negación de la capacidad nacional para generar talento data de los mismos orígenes de la nación independiente. El México colonial produjo marinos excepcionales que, como Narváez, bien pudieron haber redescubierto la vocación marítima de un país con miles de kilómetros de litoral y que, pese a ello, ¡perdió de vista al mar!

Autor: Álvaro González de Mendoza
<< Anterior Siguiente >>